HABITACIÓN CON VISTAS

Las mañanas más frías son el mejor pretexto para pasar tiempo en nuestra habitación. Es cuando sacamos más provecho del tiempo que nos dedicamos a nosotros mismos, rodeados de nuestros objetos decorativos favoritos. Saboreamos un buen libro en el alféizar de la ventana, disfrutamos de una cama acogedora contemplando las imperfecciones del techo… No necesitamos vistas al mar para tener el Mediterráneo a los pies de la cama.

Suscríbete a nuestra Newsletter